Páginas

17 de abril de 2013

De Olot a Sant Feliu de Guíxols pasando por Sahel

¿Te suenan "Aqua di IO", "On egin denoi" o "Miribillako mendi taldea"? Son 3 de los 272 equipos inscritos en el Intermón Oxfam Trailwalker que se celebrará este fin de semana, un desafío deportivo que consiste en recorrer 100 km de camino rural en un máximo de 32 horas. No es una carrera de relevos, sino que los cuatro miembros del equipo tienen que empezar y acabar juntos en un ejemplo claro de solidaridad y trabajo conjunto. Dos personas con vehículo completan el equipo de apoyo. El recorrido seguirá por segunda vez la popular ruta de la Vía Verde en la provincia de Girona, con la salida en Olot, pasando por Girona y acabando en Sant Feliu de Guíxols, en plena Costa Brava.

Mapa Sahel con Intermón Oxfam Trailwalker
Pero el Intermón Oxfam Trailwalker no sólo es un reto deportivo sino que también es un reto solidario. Cada equipo que  participa se compromete a recaudar antes del acontecimiento un mínimo de 1.500 euros para apoyar a los proyectos de Intermón Oxfam en África, Asia y  América Latina en cuatro vías principales de actuación: cooperación al desarrollo, acción humanitaria, incidencia política y comercio justo.

Con la intención de dotar de contenido al recorrido los participantes y el público asistente a la marcha pueden realizar un recorrido imaginario por el Sahel. Así, la localidad de cada punto de control se hermanará con un país de esta zona de África y unirá su nombre al topónimo en cuestión, proporcionando información directa y concreta sobre los proyectos que desarrolla Intermón Oxfam en esta región africana.

Algunos de esos puntos de control mostrarán una ligera caracterización con la que se pretende hacer que el Trailwalker escale un peldaño más en su afán de ser el mayor desafío deportivo del mundo por equipos en la lucha contra la pobreza, mostrando las caras de las personas que  están detrás. Así, el control de Bescanó simulará una área en conflicto de Malí, o el de Girona recreará un campo de refugiados de Burkina Faso. Se usarán letreros con mensajes sencillos que permitan concienciar a todo el mundo de las problemáticas de estos países, al mismo tiempo que se difundirá la solución que se ofrece con los diferentes proyectos con los que trabaja la ONG.

Asimismo, en la salida en Olot se instalará un depósito (blader) y una rampa de distribución de agua como los que Intermón Oxfam utiliza en las emergencias en las que trabaja. Los equipos podrán llenar sus cantimploras  e imbuirse algo más, de este modo, del espíritu y el significado del acontecimiento.

Durante  todo el recorrido, los participantes irán encontrando también otros símbolos propios de la tarea de ayuda humanitaria: 8 grandes bidones de agua que los equipos se irán traspasando para que todos lo transporten durante algún tramo de la marcha y 30 Oxfam buckets. Se trata de cubos con grifo diseñados específicamente para el transporte y el almacenamiento de agua, que ayudan a mantenerla limpia y libre de gérmenes, así como a evitar que se derrame.

Por otra parte, se a recibirá a los participantes en la llegada en Sant Feliu de Guíxols  con un ambiente festivo. En colaboración con las entidades locales y el Ayuntamiento de Sant Feliu, el paseo marítimo lucirá unos stands donde se desarrollarán actividades para grandes y pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos que las opiniones e información aqui publicadas, sirvan para una mayor toma de conciencia por parte de todos y todas nosotras, con la realidad de la pobreza en el mundo y nos sea útil para poder conseguir cambios en nuestro entorno mas cercano.
Las personas voluntarias de Oxfam Intermón formamos parte de un movimiento global que aboga por un cambio que empodere a las personas para crear un futuro seguro, justo y libre de pobreza.